8 de feb. de 2010

Los precios de los útiles escolares

Publicado en El Comercio el 06 febrero 2010

Los precios de los útiles escolares del 2009 se mantendrán salvo los cuadernos, que bajaron
Demanda se reactivó, pero los precios siguen estables. Estiman que las ventas pueden crecer más de diez por cientoAunque el sol de verano se hizo esperar, la venta de útiles escolares de la campaña 2010 se calentó antes de lo usual con interesantes previsiones de crecimiento de la demanda, menores precios y una oferta que privilegia los productos nacionales.

La cuenta regresiva ha comenzado y con ella llega el momento de blandir en mano la lista de útiles y actualizar las medidas de los chicos, pues los escaparates de las tiendas por departamentos, ferias, distribuidoras y del emporio de Gamarra ya lucen sus mejores ofertas. Solo que, a diferencia de otros años, en el 2010 la campaña escolar comenzó un par de semanas antes.

Pablo Wong, gerente general de la comercializadora Continental, comenta que en los últimos cinco años la temporada escolar se ha ido adelantando paulatinamente en paralelo al inicio de clases. Sin embargo —añade— este año el adelanto ha sido más notorio, al punto que su empresa tuvo que presentar sus productos un mes antes de lo previsto. El ejecutivo explica que “el mayor optimismo en la economía del país ha animado a los padres a iniciar sus compras desde enero”.

El gerente de ventas de Faber Castell, Jorge Luis Rodríguez, precisa que la premura también se dejó sentir en los canales de distribución mayoristas, que comenzaron a demandar los productos desde setiembre, cuando en condiciones normales lo hacen recién a partir de octubre.

Diógenes Alva, presidente de la Coordinadora de Empresarios de Gamarra, coincide aunque su explicación viene de la mano de la meteorología, ya que el verano atípico que soportamos empujó a los casi 8.500 comerciantes gamarrinos involucrados con la campaña escolar a preparar sus productos antes de tiempo.

Para Javier Seminario, gerente general de Universal Textil, compañía que produce hasta un 60% de la tela que se usa para confeccionar uniformes escolares, la campaña comenzó oportunamente; es decir en octubre del año pasado, pues los confeccionistas se toman su tiempo para planificar la producción. Eso sí, Seminario destaca que a diferencia de lo ocurrido en el 2009, la presente campaña se desarrolla con mejores perspectivas. “Nosotros esperamos un incremento en las ventas de hasta 20%”, refiere.

Las previsiones de Carlos Chou, gerente general de Tai Loy, firma que atiende el 40% del mercado de útiles escolares, son un poco más conservadoras, pues espera expandirse un 5%. La expectativa es similar en la sede de Faber Castell, mientras que el emporio de Gamarra y Continental esperan un crecimiento de 20% y 12%, respectivamente. Si nos referimos a libros escolares, el grupo Santillana responde que la dinámica de las ventas anuncia una expansión de 10%. Por su parte, Arturo Bayly, gerente general de Hush Puppies, considera que las condiciones están dadas para crecer hasta 20%.

BUENAS NUEVAS
Si bien la teoría del libre mercado dice que los precios se definen al empuje de la oferta y la demanda, la actual campaña escolar demuestra que la realidad es mucho más compleja. Todos los consultados para este informe coinciden en que la demanda se ha reactivado ostensiblemente, pero en el peor de los casos los precios se han mantenido estables. En cambio, los costos de los cuadernos, bolígrafos y crayolas han bajado 10%, 15% y 20%, en ese orden. Según Pablo Wong, tal situación se da por la caída de los precios de los insumos importados. Jorge Luis Rodríguez precisa que Faber Castell ha abaratado costos al producir en el país productos que antes importaba de Colombia.
Pero las buenas noticias no son solo para los padres de familia, sino para los comerciantes y productores nacionales que perciben una mayor demanda ante la caída de las importaciones de los artículos de la canasta escolar. Javier Seminario explica que la importación de telas es prácticamente nula porque las textiles nacionales abastecen el mercado de forma competitiva.

Respecto a su rubro, Wong comenta que la supervisión de Digesa ha desalentado las importaciones de útiles baratos y de dudosa procedencia.
Así las cosas, todo hace prever que la jornada de compras escolares 2010 no tiene por qué ser un quebradero de cabeza, sino más bien una oportunidad para ahorrar unos soles.

Todos en campaña
A partir del lunes pasado, las principales tiendas por departamentos, que atienden aproximadamente el 10% de las ventas de útiles, han comenzado a su manera la campaña escolar.

Por ejemplo, una fuente no oficial de supermercados Metro dijo que desde ayer hasta el 21 mantendrán sus precios y ofertas escolares. Diógenes Alva, por su parte, refirió que los precios en Gamarra —que además de uniformes oferta calzado— están en promedio 30% menos que en otras zonas comerciales.

Mientras tanto, Digesa informó que este martes iniciará su campaña de supervisión de la calidad de los útiles escolares.

LAS CIFRAS
S/.9   Es el precio mínimo del metro de tela para faldas y pantalones escolares. El máximo es S/.25.

70%  De los productos que expende Tai Loy son producidos en el país.

S/.1,5 Millones gasta el grupo Santillana en la en promoción de lanzamientos de libros en todo el país.

50%  De las ventas de calzado escolar se realiza en los meses de febrero y marzo.