20 jul. 2014

Venezuela: Completar la lista escolar es una odisea

Publicado en diariolasamericas.com, 20 Jul 2015

La dueña de una librería de Caracas señaló que tienen menos materiales en comparación al año pasado. Antes expendían 4 marcas diferentes de cuadernos, ahora es sólo una.

Librerías afectadas con una baja diversidad de materiales educativos para niños en edad escolar

La escasez en Venezuela se extiende a más ítems cada día. Ya no se trata únicamente de alimentos básicos, medicinas o repuestos para vehículos. Ahora arribó a las librerías afectadas con una baja diversidad de materiales educativos a dos meses de que inicie el nuevo año escolar. Liliana es madre de dos niños que cursan educación básica y prefiere iniciar con tiempo las compras de útiles escolares. Sin embargo, en los últimos 15 días ha visitado tres comercios sin dar con lo que buscaba. “He caminado bastante buscando precios. No lo he encontrado todo, especialmente los libros, pero comprando con tiempo quizá evite la escasez”.

La dueña de una librería de Caracas señaló que tienen menos materiales en comparación con el año pasado. Además, cuando antes expendían cuatro marcas diferentes de cuadernos, ahora es sólo una y tampoco hay para materias específicas como matemáticas, donde se utilizan textos cuadriculados o para castellano, en los que se usan a doble línea.

Luego están los precios. La encargada del establecimiento consultado no sólo tiene insuficiencias para cumplir la demanda de este año, sino que los precios han subido entre 100% y 300% en comparación con el año pasado, indicó.

La comerciante detalló que el problema no radica en la escasez de productos, sino que los proveedores no mandan todo lo que se les pide y tampoco garantizan la entrega en una fecha definida. “La situación en los demás negocios es similar: nada alentadora”, apuntó.

Además, no garantizan que los precios de hoy sean los mismos en un mes, pues cada vez que llegan nuevos materiales vienen con nuevas tarifas.

Las alternativas Teresa, quien se encontraba en la cola para pagar por un par de libros, se acercó y comentó que ella más bien espera hasta poco antes del inicio de clases, cuando se arman las ferias escolares en Caracas, para hacer sus compras, pues allí consigue todo lo necesario. “Comencé comprando los uniformes. Estoy en negación con la lista de útiles. Me da hasta miedo ver los precios”.

Las ferias escolares se distribuyen a lo largo de la ciudad. Algunas alcaldías disponen de sus espacios para organizarlas y otras son patrocinadas por el Gobierno de Nicolás Maduro, que llama a pequeños productores para que ofrezcan sus productos a “precios justos”. Algunos padres también buscan quien les facilite la vida.

Claudia Ortiz manifestó que por el escaso tiempo del que dispone para la compra de útiles escolares, se acerca a una librería y paga una comisión extra para que en el lugar armen la lista completa de materiales educativos. “Son más caras, pero así tengo todo de una vez”.

Esta alternativa parece estar en vilo, pues en la misma librería la dueña advirtió que este año las listas se harán “con lo que haya” ante la escasez de útiles escolares, “por lo que probablemente queden incompletas en muchos casos. De hecho, sólo están llegando libros de una sola marca editorial”.

Situación delicada La situación es confirmada por Luis Scarcioffo, presidente de la Cámara de la Industria Educativa y Materiales de Oficina (Caveo), quien adelantó que la escasez de artículos educativos “será crítica” en Venezuela esta temporada debido a la falta de asignación de divisas en el sector.

Justo esta semana el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) convocó una subasta por 220 millones de dólares entre empresas importadores de electrodomésticos, salud (repuestos de equipos médicos), minerales (fabricación de vidrio), así como librería y útiles escolares.

A pesar de que el sector finalmente fue convocado a una subasta de divisas ofrecida por el Gobierno, este llamado “se demoró demasiado”, pues los insumos debían importarse, a más tardar, en octubre del año 2013, para comenzar el proceso de producción, distribución y comercialización con tiempo para mantener abastecidas las redes. En consecuencia, la cifra de desabastecimiento podría arribar a 60%. “Ahora los padres van a sentir que no tienen suficiente suministro de lo necesario”.

La escasez arropa todo tipo de productos: lápices, marcadores, resaltadores, bolígrafos, blocks de dibujo, escuadras, reglas, compás y además cartulinas y plastilinas.

“La gama que se demanda para el sector escolar esta temporada es muy amplia y tenemos fallas”. Sólo los lápices necesitan de una gran cantidad de insumos que no se tienen como madera, mina de grafito, pintura, estampados, anillos de aluminio, plástico para los marcadores y bolígrafos, así como cartón para las cajas o estuche. “La situación de suministros es delicada”, sostuvo Scarcioffo, quien aseveró que ahora difícilmente los productos importados lleguen a tiempo para la temporada escolar.

“En el mejor de los casos, los útiles arribarán al país en septiembre u octubre”.

(Ver fuente original)

No hay comentarios: